« G.E.S.S » – Gliss Eskola Surf School

30 min - Para todos públicos - Entre el público
GESS-cie-So.K--affiche-BD-OK

Coreógrafos :
Laetitia Cheverry / Julien Corbineau

Un día, en la Costa Vasca, frente a las olas del Atlántico, seis novatos de diferentes procedencias quieren aprender a hacer surf. Su monitor André, un surfista veterano, les transmite su fuerza y sus buenos consejos. De sus esfuerzos y su aplicación nacerá un ballet, tan divertido como sorprendente.

Ver presentación

Ver teaser

 

"HATSA"

60 min - Para todos públicos
spectacle photo Hatsa

Coreógrafos :
Julien Corbineau / Nathalie Verspecht / Laetitia Cheverry

Música :
Jean-Victor Suzanne

En el desván de un caserón donde se amontonan toda clase de objectos antiguos, aparecen personajes con aires de muñecas de procelana. Un soplo mágico los penetra, se animan poco a poco y se llenan de vida.

Sus ademanes, primero vacilantes y mecánicos adquieren fluidez, se cargan de sentido y luego de emoción. Una música producida por extraños personajes, huéspedes ellos tambien de este lugar olvidado, los envuelve misteriosamente y los acompaña. Con la magia de la danza y de la música renace a la vida lo que se creia sin alma para siempre. Invitado a entrar en un universo eminentemente poético, se convida también al espectador a una reflexión sombre la condición humana.

" Topa.K - Dialogue "

30 min - Para todos públicos - Entre el público
visuel-affiche-topa.K

Coreógrafos :
Nathalie Verspecht / Julien Corbineau

Música :
Jean-Victor Suzanne

¿ Qué pasa cuando dos seres de universos diferentes se encuentran ? No tienen el mismo lenguage, ni los mismos códigos. Primero, entra en acción la incomprensión que hace nacer un malestar entre los dos. Después, poco a poco, van apareciendo puntos de convergencia que permiten descubrirse mutuamente, enriqueciéndose a su vez. Así nace un verdadero diálogo hecho de complicidad y de atención al otro.

Espectáculo pícaro, el cual se divierte, no sin malicia, sacando a la luz los universos de la danza vasca y la danza clásica, jugando con los puntos en comun. Las coreografias, creadas para tres bailerines vascos y tres bailerines clásicos, seran interpretadas cerca del público, testigo privilegiado de este encuentro, acompañados estos a su vez por cinco músicos tocando violín, violonchelo, flauta travesera, acordeón y percusiones.